RAW vs. JPG.

Acá te presentamos un breve resumen sobre lo que es el formato RAW frente al tan popular JPEG.

Esto te ayudará a decidir cual es el formato que mas te conviene (teniendo en cuenta cual es el propósito de tus fotos, cual es tu equipo de fotografía y cual es tu equipo de post-procesado o revelado).

Es todo un tema entre los profesionales de la fotografía, disparar en RAW o en JPEG. Incluso si eres un fotógrafo aficionado que acaba de empezar, es importante para tu éxito a largo plazo como fotógrafo conocer las ventajas (y desventajas) de las formatos RAW y JPEG.

La elección del formato adecuado para una foto puede determinar el resto de tu flujo de trabajo y posiblemente tu capacidad para vender las fotos más adelante.

Acá te daremos unos breves consejos sobre cómo utilizar RAW y lo compararemos con JPEG para ayudarte a decidir cual es mejor para ti.

¿Qué es RAW?

La mayoría de las cámaras profesionales y de consumo (incluso los teléfonos móviles) ofrecen ahora la posibilidad de capturar datos en formato RAW.

En resumen, RAW es un archivo sin pérdidas, sin compresión y con una increíble cantidad de colores (12, 14, 16 bits) lo que hace (una de las tantas ventajas) es que los degradados se capturen de forma fluida y limpia sin banding o solarizados.

¿Cuáles son las ventajas de RAW?

RAW es el preferido por los fotógrafos profesionales porque captura la mayor cantidad de información y se puede editar la foto de formas aparentemente ilimitadas. Las ventajas de RAW incluyen:

Mayor rango dinámico y espectro de color en un formato sin pérdidas, 12 o 14 bit por canal RGB, por lo que puedes manipular la exposición y el color mucho más que con un archivo JPEG comprimido.

Óptimo para la edición, ya que se conserva toda la resolución y la calidad. Esto es especialmente importante si vas a hacer fotos para imprimir o si quieres vender la foto más tarde a una empresa que necesite imágenes de alta calidad.

Más colores para trabajar,una foto RAW de 14 bits contiene TRILLONES de combinaciones de color posibles vs. los 8 bits o 16 millones de colores del JPG. Captura los colores de una imagen lo más cerca posible de su forma real.

Vender los tamaños de archivo más grandes, los cuales contienen suficiente información sobre la imagen para que el cliente pueda ampliarla a un tamaño grande, por ejemplo para imprimirla en vallas publicitarias u otras formas de publicidad. Esto significa que tu foto también tendrá la máxima calidad cuando se imprima o se comparta en grandes formatos.

Desventajas del RAW

Necesitas tarjetas de memoria más rápidas y más grandes (y más caras), Si decides disparar en RAW, notarás lo rápido que se llenan tus tarjetas cuando haces una foto.

Para compensar esto, necesitarás una tarjeta de memoria grande y rápida.

No sólo necesitarás tarjetas de memoria de alta capacidad, sino también discos duros con mucho espacio y muy rápidos como los ssd.  El procesador y memoria de tu ordenador también influyen en el procesado de los archivos RAW quizás tengas que ampliar o actualizar tu equipo para poder trabajar con fluidez archivos tan grandes.

Flujo de trabajo de procesamiento/edición: Aunque puedes hacer mucho más con un RAW, esto se traduce en tiempo de edición.

Tienes que crear un flujo de trabajo RAW, desde la subida de imágenes a una plataforma de edición como Lightroom, exportación, edición en photoshop y entrega. 

En definitiva, RAW es la primera opción para la fotografía profesional. Necesitas un equipo de procesamiento de imágenes profesional, un ordenador rápido y tiempo para editar las imágenes. Sin embargo, hacer las fotos en RAW te da mayor flexibilidad para hacer de la imagen lo que más te guste y editarla de la mejor manera posible.

JPEG

JPEG es el formato más versátil para que los fotógrafos accedan a sus imágenes.

Tamaños de archivo manejables: Como las imágenes son mucho más pequeñas que los archivos RAW, (Ejemplo: la misma foto de 26Mpx en JPG pesa 9,64Mb y en RAW 29Mb)

Facilidad para compartir archivos. Tanto si subes los archivos a una plataforma de almacenamiento como si los envías a compañeros o clientes, JPEG es la forma más sencilla de compartir archivos con tus colegas.

Puedes editarlos fácilmente en tu smartphone con cualquier aplicación.

JPG es Compatible al 100% con todas las aplicaciones y dispositivos, mientras que RAW no lo es, solo se edita con aplicaciones especializadas y necesita actualizaciones constantes. 

¿Cuáles son las desventajas de disparar en JPEG?

si sub-expones o sobre-expones la imagen en formato JPEG, es difícil recuperar esa información, en la gran mayoría de los casos en estas zonas no existirá información. Esto puede suponer una gran pérdida de potencial si no se tienen en cuenta los ajustes a la hora de hacer la foto, o se comete un error al configurar la cámara para una foto.

Cualquier cambio reduce la calidad de la imagen: no sólo los archivos JPEG son más difíciles de editar, sino que cualquier edición, ya sea la corrección del color o la adición de nitidez, supone una pérdida de información. Esto conduce a artefactos y a la pérdida de información en su archivo, lo que finalmente resulta en una imagen de menor calidad. Y mientras más veces edites y guardes la foto, más degradación tendrá.

Lo mejor es hacer una copia del jpg original y trabajar siempre con la copia y tratar de no tocar nunca el jpg original. Es el mismo procedimiento de trabajar en RAW.

¿Qué es mejor, RAW o JPEG?

Cada uno de estos formatos es adecuado para diferentes fines y hay tiempo y espacio para utilizar ambos. Si tienes un trabajo muy rápido para un cliente que no requiere imágenes de calidad total, o si sólo disparas por diversión y quieres maximizar el espacio de almacenamiento y el tiempo de procesamiento, JPEG puede ser una buena solución. Sin embargo, para la mayoría de los trabajos profesionales, el formato RAW es esencial y exigido por el cliente para sacar el máximo partido a las imágenes. Si no has experimentado antes con el disparo en RAW, merece la pena probarlo.

Y si vas a fotografiar una algo con muchos blancos o con muchos negros o que la escena tiene zonas de muchos contrastes, recomendamos directamente el uso de RAW, tambien en fotografia nocturna.

COMPARATIVA REAL DE LA MISMA FOTO EN RAW Y JPG SIN EDITAR, HECHA CON UNA CÁMARA SONY ILCE 6100

Lo primero es saber ¿que vemos?, ¿en realidad podemos ver una imagen RAW en todo su esplendor? ¿en nuestro portátil, pc, mac? ¿en todos los monitores?, ¿podemos manipularla y hacer uso de esos 14bits?.

No todos los monitores o pantallas son iguales, no todos tienen la misma tecnología, contraste, nits, Ángulo de visión, profundidad de color, perfiles de color, sRGB o RGB, % del espectro de color, son muchas características que hacen QUE VEAS o NO una foto RAW, lo principal es la profundidad de color que soporte tu monitor.

LA GRAN MAYORÍA DE MONITORES que existen en el mercado son de 8 bits y la respuesta sobre ¿si puedes ver una foto RAW ahí? es: NO.

Lo que veras es un archivo de mejor calidad que un JPG pero nunca verás el RAW.

ABAJO, la misma foto (CAPTURA DE PANTALLA) de un monitor de 22″ SAMSUNG y el monitor de mi portátil ASUS de 15″, como puedes ver al ser capturas de pantalla, la fotografia es exactamente igual ya que la captura es de un proceso interno del equipo y no de los leds del monitor.

MONITOR SAMSUNG IPS 22″ (CAPTURA DE PANTALLA)

PORTATIL ASUS ROG STRIX 15″ (CAPTURA DE PANTALLA)

Cuando ves la foto en los monitores ya ese proceso interno se convierte en luz con las diferentes características y ajustes que tenga cada aparato en particular, la mejor forma de entender lo que pasa es cuando vamos a una tienda de electrodomésticos y vemos esas paredes llenas de televisores o monitores y vemos colores diferentes para una misma señal, común entre todos las pantallas encendidas, lo mismo pasa con el 100% de los equipos que tienes en tu casa y oficina. 

Son meras aproximaciones con lo que vas a trabajar, no existe NINGUNA GARANTÍA que tu trabajo se vea bien cuando sale de tu oficina, ya que si tu cliente tiene un monitor NORMAL lo más probable es que no vea tus ajustes.

En esta foto se aprecia la GRAN DIFERENCIA entre mi portátil y el monitor que tengo conectado a ella y arriba las 2 capturas de pantalla IGUALES de cada dispositivo.

¿COMO PROCESAMOS EL RAW? ¿CON QUE TRABAJAMOS?

Por lo general para trabajar un archivo RAW se trabaja en programas especializados que soporten la versión del archivo con su última actualización, pero dependiendo de lo que quiera hacer con esa foto necesitará un post procesado en otra aplicación como PHOTOSHOP y similares, en ese momento, exportaremos como jpg de 8 bits, osea que convertiremos una foto de trillones de colores a una de millones de colores. 

Los mas «profesionales» quizá exporten a un formato TIFF de 16 bits para manipular el archivo en photoshop, generando archivos bastante grandes, pero que al final exportarán en en la gran mayoría de los casos en jpg o pdf para entregar a imprentas o distribuidoras digitales o redes sociales. Al final se utilizará físicamente en el 99% de los casos solo 8 bits.

En nuestro trabajo en la revista, entregábamos al departamento de diseño todas las fotos en JPG y luego ellos entregaban a imprenta la página montada en PDF, acá lo que se tenía en cuenta era utilizar los mismos perfiles de impresión de la imprenta y tener todos los monitores calibrados para tener la mayor exactitud posible en todo el proceso.

Izquierda RAW - Derecha JPG
+4 de Exposición

Izquierda RAW - Derecha JPG
sin ajustes, directo de la cámara

He puesto capturas de pantalla porque es la forma mas fiel de mostrar lo que pasa con las fotos antes y despues de la edición. Para estas fotos usamos el software de edicion Raw de SONY Image edge desktop. Para saber que es lo que ves solo tienes que mirar la parte de abajo a la izquierda y darte cuenta si es RAW o JPG.

La diferencia que aprecias en estas primeras pantallas en las fotos es debido a que las JPG ya tienen grabado algunos ajustes previos de perfiles de color de usuario.

A continuacion llevamos al maximo el ajuste de brillos en RAW

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.